contenido de la página

3 feb. 2011

Los estudiantes colombianos no usan la lectura para aprender


Esta es una de las conclusiones reveladas por el estudio Pisa 2009, presentado por la Ocde.

El 47 por ciento de los estudiantes colombianos de 15 años no logra el nivel mínimo adecuado de lectura para desempeñarse en la sociedad, y sólo el 17 por ciento de estos resultados están asociados con las condiciones socioeconómicas de los jóvenes, según las conclusiones del estudio Pisa 2009, presentado ayer por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).
El estudio, que se realiza cada tres años entre países miembros de la Ocde y países asociados, evalúa las competencias en lectura, matemáticas y ciencias, y en cada edición hace énfasis en una de ellas; en este caso, en las de comprensión de lectura.
"Este grupo no está alcanzando un nivel mínimo aceptable para seguir avanzando en su escolaridad exitosamente y mucho menos al salir del sistema educativo", explica Margarita Peña, directora del Icfes, entidad que maneja el tema en el país.

Este nivel muestra que los estudiantes reconocen las ideas principales de los textos, establecen algunas relaciones e interpretaciones sencillas, pero presentan dificultades para comprender textos complejos e información implícita, para comparar y contrastar ideas, y asumir posiciones críticas y argumentativas sobre las mismas.
"Un mal escenario hubiera sido bajar los resultados teniendo más estudiantes en el sistema. Aquí se mantuvieron y se mejoraron algunos. Uno podría decir que Colombia va en la dirección correcta, pero no es suficiente para garantizar las metas que el país se ha propuesto en materia de competitividad y equidad, y no tiene la velocidad requerida para alcanzar los estándares internacionales en educación", afirma Peña.
Mejoramos pero...
Para Colombia fue su segunda participación, con cerca de ocho mil estudiantes en representación de 583 mil alumnos, y aunque en términos generales el país mejoró en las tres áreas de evaluación, los porcentajes de alumnos en niveles inferiores al mínimo en matemáticas, que pasó del 72 por ciento en el 2006 al 71 por ciento en el 2009; y ciencias, en la cual se pasó del 60 por ciento al 54 por ciento, son para los expertos muy preocupantes. "Estamos mal, venimos mejorando, pero estas mejoras son todavía insuficientes.
De lo que se trata es de mantenerlas en el largo plazo para que podamos salir de esos lugares tan lamentables.
En las tres áreas que se evalúan, los países latinoamericanos están siempre por debajo del promedio de la Ocde, lo que de alguna manera nos da esperanza es que algunos países de América Latina entre ellos Colombia, Chile, México, Brasil y Perú, están trabajando en ello", explica Hugo Ñopo, Especialista Líder de Investigación en Educación del BID.
En este sentido, Colombia está por debajo de Chile, México y Uruguay, que tuvo el mejor desempeño en las tres competencias entre los ocho latinoamericanos participantes; en un nivel similar al de Argentina y Brasil, y por encima de Perú y Panamá que mostraron los niveles más bajos del grupo.
"Lo que la investigación dice es que para niveles tan bajos en los cuales casi la mitad de la población no entiende lo que lee, las políticas tienen que apuntar al desarrollo de capacidades básicas de lectura y matemáticas desde edades muy tempranas, tanto como se pueda, para desarrollar las habilidades y gustos, incluso antes de que los niños entren a las escuelas", sugiere Ñopo.
Agrega que estas deficiencias se acumulan como bolas de nieve y cuando un niño no lee apropiadamente, las limitaciones y deficiencias de aprendizaje que pueden tener son cada vez más marcadas.
El informe de la Ocde dice a su vez que la falta de habilidades básica de lectura no les permite a los jóvenes participar de manera productiva en la sociedad moderna, y como consecuencia no podrían ingresar a la educación superior y enfrentar dificultades para seguir aprendiendo a lo largo de sus vidas.
"Hace falta trabajar en la gestión política y pedagógica, preparar mejor a los directores, tener un manejo de los ministerios de educación y secretarías de educación que sea más gerencial, hasta llegar a las direcciones de las escuelas", asevera Ñopo.
Para el experto el otro tema son los docentes, con quienes hace falta hacer dos trabajos. "Hoy, quienes entran a la carrera pedagógica no necesariamente son los mejores estudiantes, aquí hay un reto y es atraer a los mejores estudiantes para que opten por la carrera pedagógica. Esto va de la mano con los incentivos, es decir que cuando alguien entre a la carrera pedagógica se vea premiado en forma permanente para que enseñe siempre bien, y no sólo se trata de incentivos económicos que son muy importantes, también los no monetarios como reconocimientos públicos, becas, entrenamientos y capacitaciones tienden a ser muy efectivos", concluye.
El Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (Pisa) es una iniciativa de la Ocde, con el fin de producir indicadores de calidad educativa e investigaciones sobre los factores que la afectan, de igual manera compara resultados entre países y los Aances de la educación en periodos de tiempo.
Otras conclusiones
-Menos del 1 por ciento de los alumnos logra desempeños sobresalientes en las tres áreas evaluadas, lo que se convierte en una seria desventaja del país en cuanto a su capacidad de realizar innovaciones y de competir en igualdad de condiciones con otras regiones.
- Colombia es el país donde las niñas tienen una mayor desventaja frente a los niños en ciencias y matemáticas.
 - Entre 2006 y 2009 se presentaron incrementos significativos en los puntajes promedio en las tres áreas. Esto demuestra que las acciones adelantadas en la política educativa están logrando impactos positivos.
- La repetición de grados es uno de los factores escolares que tiene un impacto negativo sobre los resultados de Pisa. A mayores índices de repetición, menores resultados.
- Pisa también concluye que los países con mejores desempeños tienen estándares educativos de muy alto nivel y un sistema de evaluación externo con consecuencias. Es decir, que no es posible empezar una carrera laboral o pasar al siguiente nivel educativo sin certificar antes que se tienen las competencias necesarias, a través de pruebas estandarizadas.
- En los sistemas educativos los salarios de los docentes están asociados a mejores resultados.
 -El tamaño de la clase y la cantidad de recursos disponibles en los colegios parece tener un efecto mínimo en los puntajes. En cambio, invertir en mejores profesores puede generar más impacto.
Los mejores de Pisa París (AFP)
Los alumnos de 15 años residentes en la ciudad china de Shanghai y los de varios países asiáticos están entre los mejores del mundo en las tres pruebas, según el informe Pisa 2009.
España y Argentina se cuentan entre los países que más retrocedieron en materia de educación en la última década, al tiempo que Perú, Chile y Brasil figuran entre los que más progresaron.
La cuarta edición de este estudio -los anteriores se llevaron a cabo en 2000, 2003 y 2006- fue realizado entre 470.000 alumnos de 65 países, entre ellos los 34 miembros de esta institución, formada por las economías más desarrolladas del mundo. Shanghai destronó a Finlandia y Corea del Sur, que obtuvieron los mejores resultados en el informe de 2006.
Corea del Sur se clasificó en segunda posición en comprensión escrita (por delante de Finlandia), cuarta en matemáticas y sexta en ciencias. Hong-Kong, Singapur, Taiwán y Japón se encuentran también entre las primeras posiciones.
"Este éxito se explica por el hecho de que sus sistemas educativos asocian calidad y equidad", explicó el experto en educación de la Ocde, Eric Charbonnier. El promedio de nivel educativo de la Ocde se sitúa en 496 puntos. Siete países europeos registran resultados superiores a la media: Holanda, Bélgica, Noruega, Suiza, Polonia, Estonia e Islandia.
Otros nueve países están en la media: Estados Unidos, Suecia, Alemania, Irlanda, Francia, Dinamarca, Gran Bretaña, Hungría y Portugal. España cayó 12 puntos con respecto al año 2000, y se situó en 481 puntos, por detrás de Portugal, que tiene 489.
Argentina, que durante el siglo XX fue un país a la punta de la educación en el continente, tuvo un fuerte retroceso entre 2000 y 2009, cayendo de 418 a 398 puntos. El nivel de Argentina se vio superado en ese periodo por el de Brasil, que pasó de 396 a 412 puntos, así como por el de Chile, que subió de 410 a 449 puntos. 
Perú (63 en la clasificación) y Chile (44) son los países que más progresaron en sus resultados en comprensión escrita entre 2000 y 2009.


Tomado textual de: http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/educacion/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-8541541.html

No hay comentarios:

 
© 2009 Ch & Ch Variedades. All Rights Reserved | Powered by Blogger
Design by psdvibe | Bloggerized By LawnyDesignz